miércoles, 1 de febrero de 2012

SINDICALISMO REVOLUCIONARIO Y SINARQUISMO

QUE SEAMOS DUEÑOS DE LA EMPRESA EN QUE TRABAJAMOS


Que de una vez se definan los campos. Para los falsos patriotas, que en realidad buscan defender los privilegios de los explotadores locales.  O los que tras una maquillada e hipócrita actitud de devotos, pero en realidad les tiene sin cuidado el dolor humano. 

O los falsos sindicalistas, esos que se venden al patrón, o al gobierno o al Pârtido en el Poder. 

En la empresa, que es el Medio de Producción de los satisfactores básicos, es donde se comienzan a generar los vínculos de la Vida Económica de las Patrias. 

Ahí comienza la explotación o la solidaridad.  Y perdonen los "motivadores" profesionales. Pero por más demagogia entusiasta que se usen en los Coaching, en los retiros corporativos y en las charlas para obreros... Si estos son tratados como "ajenos", como "prescindibles" como "vamos a ver si sirves" (cosificación de las personas) todo lo que digan es pura burla. 

Así hagan sus Misas para trabajadores, así les den sus camisetas y sus gorras.... aun asi no es suficiente. 

Se trata de que las personas recuperen su dignidad, su derecho a trabajar y su deber de hacerlo en la seguridad de que serán dueños de su esfuerzo. 

Por ello, proponemos desde nuestra Fundación, que los Medios de Producción deben ser propiedad de quienes los hacen producir. 

No con la ingenuidad (o perversidad) que algunas corrientes pretendian, de llegar al poder, expropiar toda empresa y darsela al lider del Partido para que la administrara a su gusto. Esto no es lo que pretendemos. 

Ni el Estado debe ser el Dueño (menos el Partido Oficial).
Ni la empresa privada capitalista como único modelo de empresa.

Que se fomente la empresa comunitaria para que en procesos planificados llegue a ser el eje de una nueva forma de relacionarse en el trabajo: la solidaridad, la búsqueda en común de los resultados. La Dignidad en los procesos. 

Para llegar a ésto, no nos sentaremos a ver cuándo llega un ángel celestial (o extraterrestre, para estar en "sintonía" con los mitos modernos). 

Hace falta un Sindicalismo Revolucionario. 

Aquí un texto del sindicalista español de la UNT. (De España). 

Solo hacemos un comentario, en el sentido de que la Patria, en nuestra visión, no es el Estado Capitalista dependiente actual. 

Patria es el Proyecto Común de los Pueblos que construimos la Gran Nación Mexicana. 
Esto es importante, porque contrario al discurso sumiso e idiota de funcionarios como Carstens ( "México debe ayudar a recapitalizar al FMI"), nosotros no solo nos negamos a impedir la crisis final del capitalismo: Queremos darle el empujón final. 

Patria pues, es la Patria de las y los Trabajadores. No de los "inversionistas", ni de los "lavadores", ni de las grandes corporaciones que hacen lo que quieren. 

Patria es pensar en lo Común. Y lo común, es que queremos vida digna. No migajas. No miedo. No recortes laborales. No empleo precario. No humillaciones del Patrón. 

Y al que no le guste. Que se aguante. 


SINDICALISMO REVOLUCIONARIO.

El Sindicalismo Revolucionario es emancipador porque le hace a la comunidad de trabajadores ser dueña de los medios de producción, y con ello acaba con la compra-venta de trabajo humano, haciendo de la persona una mercancía.

El Sindicalismo Revolucionario es eficaz, porque recogiendo las aportaciones de toda la masa trabajadora de la Nación, construye una Gran Empresa, un Gigantesco Sindicato de Productores que será la Nación en lo económico, y como parte constitutiva del nuevo Estado Sindical. Así, podrá competir económicamente en su entorno al lograr una economía de escala capaz de ello.

El Sindicalismo Revolucionario es la única esperanza de que la Ciencia y la Tecnología de alto nivel se incorpore al proceso productivo, porque evita que los capitales, al estar controlados democráticamente por los trabajadores, huyan al exterior a embarcarse en aventuras financieras y especuladoras cuyos fiascos, engaños y depredaciones, estamos pagando todos los trabajadores. Luego el Sindicalismo Revolucionario es científico.

El Sindicalismo Revolucionario es democrático porque restarua los cuerpos de representación ¡y de soberanía amparada por el Estado! entre el individuo y el Estado, llenándolos de significado y haciendo que cada trabajador, por humilde que sea su cometido, se sienta partícipe y socio de esa Gran Empresa que es su Nación.

El Sindicalismo Revolucionario es humanista, porque restituye, con la propiedad de los medios de producción, la dignidad que el capitalismo depredador ha arrebatado al trabajador.

El Sindicalismo Revolucionario es la Unión de los pueblos que comparten una misma cultura, en nuestro caso la Hispánica, porque al sumar proyectos y contribuyentes, crece en eficacia y posiblidades, combatiendo la tendencia burguesa a dividir a los obreros en banderías y separatismos que favorecen la insolidaridad y desunión entre ellos.



TRABAJADOR. ÚNETE A TUS HERMANOS ESPAÑOLES QUE SUFREN LA EXPLOTACIÓN EN UNA MISMA EMPRESA DE LIBERACIÓN, EMANCIPACIÓN Y UNIÓN DE ACERO*
* El texto es de Antonio E. Pascual. Español y Nacional-Sindicalista.