viernes, 29 de enero de 2016

PAPA FRANCISCO, JUSTICIA SOCIAL Y REVOLUCIÓN QUE FALTA EN MEXICO

1. Laudato si’, mi’ Signore» – «Alabado seas, mi Señor», cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos: «Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba ». 1 2. Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes. Por eso, entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que «gime y sufre dolores de parto» (Rm 8,22). Olvidamos que nosotros mismos somos tierra (cf. Gn 2,7). Nuestro propio cuerpo está constituido por los elementos del planeta, su aire es el que nos da el aliento y su agua nos vivifica y restaura

 Lo Humano, El Divino, la Naturaleza   

  Con la anterior reflexión, comienza la contundente Encíclica del Papa Francisco, que en realidad, es hecha a muchas manos.

    Una Encíclica refleja necesariamente la idea y pasión del Papa que la publica, pero resume la tendencia general de los Episcopados, Ordenes, Laicos que le respaldan a su vez.

    La Encíclica, sigue la línea social del pensamiento cristiano:

 - El Ser Humano se relaciona consigo mismo, con el Otro / Otra, con la Naturaleza y con lo Sagrado.
- El Ser Humano es un ser capaz de tener conciencia histórica.  De aprender y evolucionar.

- El Ser Humano es Co - Responsable de la Vida. La propia, la comunitaria y la de la Naturaleza entera.

    El hecho de que el ser humano sea capaz de todo ello, signifca dos cosas:

Que lo puede hacer
Que puede, en su libertad, decidir no hacerlo y hasta actuar en contra de ello.

     El Dios en que creen los Cristianos, no es un Dios al estilo hollywoodesco, que puede cumplir antojos, que se divierte jugando con el azar humano, que es ajeno o indiferente a lo humano.

     El Dios Cristiano, es una Presencia latente en la capacidad regenerativa de la Vida, en la capacidad de conciencia de lo humano, en la vibrante energía que moviliza planetas, emociones y posibilidades.

     En ese sentido, los Cristianos son herederos de una visión de la Vida, donde son responsables de la Historia.  Y cada humano lo es, cada ser vivo lo es también. Pero los humanos poseemos la Conciencia Histórica, que nos hace capaces de imaginar y recordar.  Imaginar el futuro y recordar la memoria de los ancestros.

      Este mensaje es el que el Papa y la avalancha que consiguió romper los diques de una eclesialidad estancada, corrupta incluso.

    La Crisis

    « eliminar las causas estructurales de las disfunciones de la economía mundial y corregir los modelos de crecimiento que parecen incapaces de garantizar el respeto del medio ambiente ». 10  El mundo no puede ser analizado sólo aislando uno de sus aspectos, porque « el libro de la naturaleza es uno e indivisible », e incluye el ambiente, la vida, la sexualidad, la familia, las relaciones sociales, etc. Por consiguiente, «la degradación de la naturaleza está estrechamente unida a la cultura que modela la convivencia humana » 


 El Ser Humano,es capaz de vivir su libertad. Por eso, puede decidir que hacer.

Cuando el ser humano rompe el diálogo consigo mismo y deja de reflexionar, deja de usar su pensamiento crítico.

Cuando no le importa el sentido comunitario y juega el juego del Dominador y el Dominado, cuando se niega a ver en el Otro u Otra a su Prójimo

Cuando no ve que forma parte de la Naturaleza y la ve como negocio, como estorbo incluso a su avaricia, cuando la ve como un modo de depredar

Cuando pierde el Sentido de lo Sagrado y pierde el interés en el Misterio y los desafíos....

Entonces la vida humana se vuelve a lo inmediato, el Ego es el eje en torno al cual gira el placer, la búsqueda de riqueza, de dominio y de derroche.

     No es raro pues, que un ser humano así, haga una sociedad donde refleja todo ello. El Modelo Capitalista no es otra cosa que la forma de hacerse de recursos a costa de la explotación del Ser Humano sin otro recurso que su fuerza de trabajo.  El Capitalismo, acapara tierras, recursos, minerales y usará el fracking o la tala descontrolada, el arrasamiento de ríos, flora,fauna, con tal de satisfacer a los grandes propietarios.

      Este escenario, dirán otros, también se dió en países declarados anti-capitalistas, como Alemania Oriental , la Unión Soviética, o en países donde el capitalismo apenas llegó a etapas de pre industrialización, como en amplias regiones africanas o asiáticas.

    El Ser Humano es una especie que intercambia información, comparte significados y aspiraciones.  Cuestionar hoy, aquí y ahora al Capitalismo, se debe a que el Capitalismo es el Modelo Dominante. Su ideología, es decir, la justificación del Capitalismo, es el Liberalismo rediseñado. El Neoliberalismo,pues.

   En éste sentido, un análisis de la realidad, exige una visión integral. No podemos analizar en base a preferencias ideológicas, sino en base a principios éticos y consecuencias.  Tenemos que romper ataduras ideológicas que nos hacen "casarnos" con supuestas superioridades de izquierda o derecha e ir más allá:

      ¿Qué sucede en la realidad? ¿Cual es el origen? ¿Cómo se desarrolla?

    La Vida Humana, tiene diferentes aspectos: La sexualidad, la vida política, la comunidad, la familia, la relación con la Tierra y Naturaleza....  ¿Cómo se vive o malvive?

      Aquí el error de colectivos activistas que impulsan luchas para su propio colectivo y no son capaces de ver el rompecabezas completo.

      Feministas que son incapaces de trabajar con Hombres porque los ven como ajenos y no como aliados, ecologistas incapaces de plantear modelos de producción autogestionarios y con justicia social, empresarios justos o bien intencionados en lo espiritual, que no son capaces de construir modelos de desarrollo con participación - responsable y formada - de sus propios trabajadores,  familias de desaparecidos, víctimas de la violencia, que no consiguen generar una coalición de fuerza con otras luchas, colectivos campesinos o sindicales independientes que no dialogan con los colectivos urbanos y creen que las consignas son comunicación....etc...etc....

LA REVOLUCIÓN QUE FALTA

El paradigma tecnocrático también tiende a ejercer su dominio sobre la economía y la polí- tica. La economía asume todo desarrollo tecnológico en función del rédito, sin prestar atención a eventuales consecuencias negativas para el ser humano. Las finanzas ahogan a la economía real. No se aprendieron las lecciones de la crisis financiera mundial y con mucha lentitud se aprenden las lecciones del deterioro ambiental. En algunos 87 Romano Guardini, Das Ende der Neuzeit, 63s (ed. esp.: El ocaso de la Edad Moderna, 83-84). 88 Ibíd., 64 (ed. esp.: 84). 86 círculos se sostiene que la economía actual y la tecnología resolverán todos los problemas ambientales, del mismo modo que se afirma, con lenguajes no académicos, que los problemas del hambre y la miseria en el mundo simplemente se resolverán con el crecimiento del mercado. No es una cuestión de teorías económicas, que quizás nadie se atreve hoy a defender, sino de su instalación en el desarrollo fáctico de la economía. Quienes no lo afirman con palabras lo sostienen con los hechos, cuando no parece preocuparles una justa dimensión de la producción, una mejor distribución de la riqueza, un cuidado responsable del ambiente o los derechos de las generaciones futuras. Con sus comportamientos expresan que el objetivo de maximizar los beneficios es suficiente. Pero el mercado por sí mismo no garantiza el desarrollo humano integral y la inclusión social.89 Mientras tanto, tenemos un «superdesarrollo derrochador y consumista, que contrasta de modo inaceptable con situaciones persistentes de miseria deshumanizadora », 90 y no se elaboran con suficiente celeridad instituciones económicas y cauces sociales que permitan a los más pobres acceder de manera regular a los recursos básicos. No se termina de advertir cuá- les son las raíces más profundas de los actuales desajustes, que tienen que ver con la orientación, los fines, el sentido y el contexto social del crecimiento tecnológico y económico.

   

El Papa Francisco no es ingenuo.

     Sabe que dentro de la Iglesia misma que el preside, se aposentó la corrupción que parece el mal general de nuestra época.

     Los delitos de pederastia, los grupos de poder internos que se prestaron a lavado de dinero, los nexos de algunos sectores con políticos de izquierda o derecha que resultaron ser de complicidad, la búsqueda de poder y la avaricia.... En fin, el Papa se encuentra con una Iglesia en una Crisis bastante dura.

    Esos sectores, fueron tolerados o supieron maniobrar durante el papado de Juan Pablo II ( E incluso, en menor dimensión, antes).  Cuando el Papa Benedicto recibe su encargo, encuentra las cosas bastante peores.

     Lo que hizo él, pese a no ser un personaje carismático ( o quizás por eso), fué confrontar la realidad y terminó con la apatía o complicidad de bastantes jerarcas.

      Pero no tuvo la fuerza y la voluntad suficiente para hacerlo. Por ello, deja su liderazgo y Jorge Bergoglio, argentino, llega a Papa.

     Hay que entender el significado y consecuencias.

     No es un hecho fortuito y menor.

     Los Cristianos de América Latina se destacaron en las últimas décadas por su enorme capacidad creativa, de participación, de lucha, de ideas.... y de martirio.

     La suma de los sacerdotes, obispos, monjas y frailes asesinados por su compromiso con la solidaridad, la vida y el bien vivir comunitario, es enorme. En un cálculo aproximado, suman más de 20, 000 entre la década de los 60s a la presente década.  Sólo en México, los sacerdotes asesinados por denunciar al narcotráfico y a autoridades políticas cómplices, lleva más de 50 entre 2010 y 2015.

     La cantidad de laicos es mucho mayor. Hablamos de genocidio en ciertas regiones y épocas.  Millones de cristianos comprometidos en sindicatos, colectivos de derechos humanos, en defensa de la tierra, el agua y la naturaleza, de comunidades indígenas, de proyectos políticos con sentido popular, de reformas sociales... y por supuesto, reclamando la purificación de su propia iglesia. ( O iglesias, pues hay otras comunidades cristianas no católicas, que caminan en el mismo Camino).

     Esta herencia doliente y honorable...y comprometida a la vez, es la que representa el Papa Francisco.  Su línea de trabajo es ésta.

"Cierto es que, para quienes confunden la esperanza con las expectativas favorables al medro personal, basta como motor el egoísmo y los estímulos sociales que nos ofrece la civilización actual. Pero la esperanza es otra cosa. Es la convicción de que en la realidad existe una bondad última, indestructible; la convicción de que es posible vivir como familia humana; la convicción de la promesa: lo humano es posible y será una realidad.
Esta esperanza la generan aquellos hombres y mujeres que, a pesar de todo y en contra de todos los obstáculos de una civilización egoísta, nos ofrecen generosidad, decisión de dar vida a los pobres, aunque en ello les vaya a ellos la propia vida. En una palabra, la esperanza procede del amor. Y si la expresión parece inadecuada por meliflua, piénsese qué otra realidad genera esperanza...
Esta esperanza que se remite a los mártires la hemos visto a raudales aquí en El Salvador; pero en todas partes se intuye que la esperanza vive del amor de los grandes testigos. Simone Weil, Dietrich Bonhoeffer, Martin Luther King, Ita, Maura, Dorothy y Jean, Monseñor Romero. . . podrán ser más o menos actuales por lo que atañe a su praxis concreta y a su pensamiento teórico; pero cuando los seres humanos buscan luz y ánimo para seguir caminando en la historia, en justicia, ternura y humildad, y cuando buscan transformarla y revertirla, siempre se vuelven a personas como ellos.
También Ignacio Ellacuría, el intelectual, el práxico y el realista, se volvía a los mártires en busca de esperanza: «Toda esta sangre martirial derramada en El Salvador y en toda América Latina, lejos de mover al desánimo y a la desesperanza, infunde nuevo espíritu de lucha y nueva esperanza».
Y, por último, Jesús de Nazaret. Hace años escribió Moltmann unas palabras que no he olvidado: «No toda vida es ocasión de esperanza, pero sí esta vida de Jesús, que tomó sobre sí en amor la cruz y la muerte».
Hoy, como en el nuevo Testamento, los mártires hacen presentes verdad y amor en una sociedad mentirosa y cruel. En vida dijeron la verdad y practicaron la misericordia y el amor hasta el final. Ahora, su recuerdo es juicio al mundo y, a la vez, fuente de esperanza para los pobres. A la manera de la levadura, son signos de que es posible liberar y redimir la realidad y revertir la historia. Por eso, con ellos, convertidos en sacramentos de humanización, la historia va dando más de sí".




          El Papa Francisco, está recibiendo ataques de los grandes Think Thank (Tanques de Pensamiento), es decir, de los centros de producción de ideas  y teorías justificantes del Capitalismo.

         Los núcleos de grandes empresarios depredadores, las mafias y cárteles del narcotráfico, las empresas mineras irresponsables, los políticos corruptos que negocian con los anteriores y les protegen, poniendo al Estado al servicio del Capital.

        A eso, se suman los sectores desplazados y denunciados por los Católicos que están empujando la purificación de su Iglesia. Núcleos de Legionarios que perdieron su poder, pederastas enojados, clérigos que fueron descubiertos en su corrupción.

        Los sectores duros de la Derecha Estadounidense y Europea, los representantes del FMI, Banco Mundial, Consenso de Washington, etc.... etc....

      Todos los que saben que al mundo lo mueven las ideas (bien organizadas y planteadas), saben que el mensaje central del Papa, es el mensaje de los Cristianos Latino Americanos que fueron capaces de hacer revoluciones. No solo en su continente, sino que también influyeron en otras regiones y otros colectivos, religiosos,o no.

        Por supuesto, que los anteriores intereses afectados, saben usar los Medios Masivos de Manipulación.  Y consiguen movilizar a grupos o individuos que se identifican como de izquierda, pero tan mal informados, que no tienen ni idea de las luchas sociales, populares y políticas libertarias de su país y de su Continente donde la influencia y participación cristiana ha sido decisiva.

       A eso llega el Papa a México.

       A sacudir a un Episcopado temeroso o incluso flojo.  A reavivar a los colectivos y comunidades cristianas que fueron golpeados por la avaricia y corrupción de los legionarios de marcial maciel y los escándalos de otros corruptos como el ex obispo Onésimo Cepeda (eterno amigo del Grupo Atlacomulco, los que arruinaron al país).

        Ellos, tratan de evitar que suceda ésto, y procuran crear un ambiente de alienación.  De milagrería y sentimentalismo.  Estilo "Rosa de Guadalupe", esa basura televisiva que corrompe lo religioso. Y la buena actuación, por cierto.

     Pues... Esa es la tarea nada fácil, pero está.

      Y así como en Bolivia se realizó el Encuentro Mundial de Movimientos Sociales, en México, se procura regresar a México, al "bando" latino americanista. Al de los Cristianos comprometidos.



------------------------------------------------------------------

Carta de Santa Cruz ENCUENTRO MUNDIAL DE MOVIMIENTOS POPULARES

(Santa Cruz 9 de Julio de 2014) Las organizaciones sociales reunidas en el Segundo Encuentro Mundial de Movimientos Populares, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, durante los días 7, 8 y 9 de julio de 2015, coincidimos con el Papa Francisco en que la problemática social y ambiental emergen como dos caras de la misma moneda. Un sistema que no puede brindar tierra, techo y trabajo para todos, que socava la paz entre las personas y amenaza la propia subsistencia de la Madre Tierra, no puede seguir rigiendo el destino del planeta.
Debemos superar un modelo social, político, económico y cultural donde el mercado y el dinero se han convertido en el eje regulador de las relaciones humanas en todos los niveles.
Nuestro grito, el de los más postergados y marginados, obliga a que los poderosos comprendan que así, no se puede seguir. Los pobres del mundo se han levantado contra la exclusión social que sufren día a día. No queremos explotar ni ser explotados. No queremos excluir ni ser excluidos. Queremos construir un modo de vida en el que la dignidad se alce por encima de todas las cosas.
Por eso, nos comprometemos a:

https://www.youtube.com/watch?v=FSalbM4cFYQ

http://viacampesina.org/es/index.php/noticias-de-las-regiones-mainmenu-29/2438-ii-encuentro-mundial-de-movimientos-populares-carta-de-santa-cruz


----------------------------------------

Sobre los Mártires...

http://www.ensayistas.org/critica/liberacion/varios/silvagotay.pdf

"A la Jova, fiel compañera que compartió los desvelos y trabajos de esta obra, a David, a Femando y a Carlos Iván, quienes toleraron este libro con infinita paciencia, y a mis padres, que me enseñaron a amar la justicia. También va en homenaje a los 1.514 sacerdotes, pastores, religiosos, religiosas y laicos asesinados, apresados, perseguidos, secuestrados y enviados al exilio entre 1964 y 1978. Muy especialmente, a mi maestro, compañero y hermano Mauricio López, mártir de la iglesia de los hermanos en Argentina, quien fuera secretario para América latina de la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos, secretario del Departamento de Iglesia y Sociedad del Consejo Mundial de Iglesias y rector de la Universidad de San Luis al momento en que fuera secuestrado por los militares argentinos en represalia por su obediencia al evangelio; al hermano Osear Romero, arzobispo de San Salvador, voz de los pobres y oprimidos en medio de la lucha por la 'liberación de El Salvador, asesinado en catedral el 24 de marzo de 1980 por las fuerzas de los terratenientes al servicio del imperialismo; y finalmente pero más sentido todavía, en homenaje a Augusto Cotto, hermano del alma que tanto me alentó en la investigación de este libro, profesor de teología, pastor bautista y ministro de relaciones exteriores de las fuerzas revoluciona!. rías de El Salvador, y quien diera su vida por la liberación de sus hermanos este mes pasado. San Juan, Puerto Rico 25 de octubre de 1980 "



http://servicioskoinonia.org/relat/162.htm

Cierto es que, para quienes confunden la esperanza con las expectativas favorables al medro personal, basta como motor el egoísmo y los estímulos sociales que nos ofrece la civilización actual. Pero la esperanza es otra cosa. Es la convicción de que en la realidad existe una bondad última, indestructible; la convicción de que es posible vivir como familia humana; la convicción de la promesa: lo humano es posible y será una realidad.Esta esperanza la generan aquellos hombres y mujeres que, a pesar de todo y en contra de todos los obstáculos de una civilización egoísta, nos ofrecen generosidad, decisión de dar vida a los pobres, aunque en ello les vaya a ellos la propia vida. En una palabra, la esperanza procede del amor. Y si la expresión parece inadecuada por meliflua, piénsese qué otra realidad genera esperanza...Esta esperanza que se remite a los mártires la hemos visto a raudales aquí en El Salvador; pero en todas partes se intuye que la esperanza vive del amor de los grandes testigos. Simone Weil, Dietrich Bonhoeffer, Martin Luther King, Ita, Maura, Dorothy y Jean, Monseñor Romero. . . podrán ser más o menos actuales por lo que atañe a su praxis concreta y a su pensamiento teórico; pero cuando los seres humanos buscan luz y ánimo para seguir caminando en la historia, en justicia, ternura y humildad, y cuando buscan transformarla y revertirla, siempre se vuelven a personas como ellos.También Ignacio Ellacuría, el intelectual, el práxico y el realista, se volvía a los mártires en busca de esperanza: «Toda esta sangre martirial derramada en El Salvador y en toda América Latina, lejos de mover al desánimo y a la desesperanza, infunde nuevo espíritu de lucha y nueva esperanza».Y, por último, Jesús de Nazaret. Hace años escribió Moltmann unas palabras que no he olvidado: «No toda vida es ocasión de esperanza, pero sí esta vida de Jesús, que tomó sobre sí en amor la cruz y la muerte».Hoy, como en el nuevo Testamento, los mártires hacen presentes verdad y amor en una sociedad mentirosa y cruel. En vida dijeron la verdad y practicaron la misericordia y el amor hasta el final. Ahora, su recuerdo es juicio al mundo y, a la vez, fuente de esperanza para los pobres. A la manera de la levadura, son signos de que es posible liberar y redimir la realidad y revertir la historia. Por eso, con ellos, convertidos en sacramentos de humanización, la historia va dando más de sí.


----------------------------------------------
ENCÍCLICA COMPLETA

https://www.aciprensa.com/Docum/LaudatoSi.pdf

El paradigma tecnocrático también tiende a ejercer su dominio sobre la economía y la polí- tica. La economía asume todo desarrollo tecnológico en función del rédito, sin prestar atención a eventuales consecuencias negativas para el ser humano. Las finanzas ahogan a la economía real. No se aprendieron las lecciones de la crisis financiera mundial y con mucha lentitud se aprenden las lecciones del deterioro ambiental. En algunos 87 Romano Guardini, Das Ende der Neuzeit, 63s (ed. esp.: El ocaso de la Edad Moderna, 83-84). 88 Ibíd., 64 (ed. esp.: 84). 86 círculos se sostiene que la economía actual y la tecnología resolverán todos los problemas ambientales, del mismo modo que se afirma, con lenguajes no académicos, que los problemas del hambre y la miseria en el mundo simplemente se resolverán con el crecimiento del mercado. No es una cuestión de teorías económicas, que quizás nadie se atreve hoy a defender, sino de su instalación en el desarrollo fáctico de la economía. Quienes no lo afirman con palabras lo sostienen con los hechos, cuando no parece preocuparles una justa dimensión de la producción, una mejor distribución de la riqueza, un cuidado responsable del ambiente o los derechos de las generaciones futuras. Con sus comportamientos expresan que el objetivo de maximizar los beneficios es suficiente. Pero el mercado por sí mismo no garantiza el desarrollo humano integral y la inclusión social.89 Mientras tanto, tenemos un «superdesarrollo derrochador y consumista, que contrasta de modo inaceptable con situaciones persistentes de miseria deshumanizadora », 90 y no se elaboran con suficiente celeridad instituciones económicas y cauces sociales que permitan a los más pobres acceder de manera regular a los recursos básicos. No se termina de advertir cuá- les son las raíces más profundas de los actuales desajustes, que tienen que ver con la orientación, los fines, el sentido y el contexto social del crecimiento tecnológico y económico.