jueves, 13 de noviembre de 2014

EL ENEMIGO ES EL ESTADO…



"Revolución no es caos. Revolución significa ORDEN en medio del CAOS como paso para construir algo nuevo. Por eso, nuestra revolución significa construir la disciplina, la fraternidad, la ética, la voluntad educada y la conciencia crítica".  Juan Ignacio Padilla. Movimiento Nacional Sinarquista.


¿PERO QUE QUEDA EN SU LUGAR?

Los tiempos que corren son tiempos de quiebre histórico. Negar el hecho, no es sensato. Constantes  grupos de manifestantes cubren las calles desde hace unos años. Algunas manifestaciones, eran de apenas unos cuantos familiares de víctimas de secuestro, desaparición, asesinato.  Las madres de las mujeres asesinadas en Cd. Juárez y la frontera, eran vistas con simpatía, pero sin mucho respaldo. 
Los padres de familia de los niños y niñas que murieron en la Guardería ABC por un sospechoso incendio…  Grupos de vecinos y ecologistas defendiendo la tierra y el agua de la contaminación provocada por mineras, trabajadores protestando por la pérdida de los derechos laborales y un larguísimo etcétera.

La certeza brutal de que las policías municipales y estatales, el ejército, los Ministerios Públicos, los Congresos, las estructuras gubernamentales, están infiltradas o simplemente se descararon revelando su corrupción, rapiña y salvajismo.

En Tamaulipas y Coahuila las masacres se cuentan por CENTENARES. Simplemente en Allende, fueron 300 desaparecidos y un número mucho mayor de asesinados. Tal vez, llegando al millar.  Por favor, amable lector, lea otra vez: 300 DESAPARECIDOS UNA SOLA NOCHE Y CERCA DE MIL  PERSONAS ASESINADAS ESA MISMA NOCHE.  En Durango, se han encontrado fosas con restos de  más de 500  humanos.  Hay infinidad de municipios donde la gente sale huyendo por las extorsiones, violaciones, secuestro de niñas para prostitución o muerte y de niños para hacerlos sicarios. 

Todo esto, eran un conjunto de rebeliones muy locales. Apenas escuchadas en los noticieros y vueltos costumbre, tendían a ser invisibles.  Todas esas luchas, divididas, incluso vistas entre sí con recelo y hasta con conflicto.

De hecho, el Estado (la oligarquía) procuran resaltar las diferencias entre los oprimidos para sostenerse.   A los ateos, les dirán que los sacerdotes comprometidos solo quieren meterse en política. A los creyentes, les dirán que las luchas sociales son “anti –religiosas”.  A los campesinos, les dirán que los habitantes de las ciudades no los quieren.  Y a éstos, les instarán a condenar cualquier bloqueo campesino como acto de “terrorismo”.

Los recientes hechos en Iguala, donde el alcalde resultó ser un cacique con pistoleros, dedicado al narcotráfico, el secuestro, las extorsiones y todo ello, con respaldo del Gobierno Estatal, del Partido PRD, del destacamento militar local,  que le había aupado y de una red intrincada de complicidades. 
Decir que el PRD es el culpable de la ruina del país, es seguir el juego a los otros cínicos: los demás partidos repiten los mismos esquemas o mucho peores.  Hay alcaldes del PAN y del PRI que han llenado otras fosas de cadáveres, y sus bolsillos de dinero.  Pero no habían resonado con tanta fuerza.

¿Qué es lo que pasa?¿Porqué ahora sí hay un despliegue inaudito de rabia?  ¿Y qué tanta razón hay, en los que apuntan a la renuncia de Peña como un objetivo? ¿Es culpable el Estado de todas las muertes, desaparecidos, de los municipios controlados por extorsionadores? ¿Es culpable el Estado de proteger a gobernadores y funcionarios corruptos y que un día sí y otro también resultan ser miembros o dirigentes de grupos criminales?

1.- EL ESTADO ES CULPABLE

El Estado y las instituciones actuales son herencia del antiguo liberalismo, en la época en que las logias masónicas creaban sus repúblicas, México fue llamado Estados Unidos Mexicanos, repitiendo la tendencia liberal (Del siglo XIX).  La Constitución de 1857 fue la base del  juarismo y del porfiriato.  La breve revolución popular de Zapata y Villa, con un contenido social y comunalista, fue ahogada por el Grupo Sonora y la tendencia liberal – burguesa de Carranza. El constituyente de 1917, sólo retomó la primera del 57 y aplicó un maquillaje social.  En la letra, magnífica. Pero a partir de ahí, se organizan los nuevos cacicazgos militares, comerciales, seudo - sindicalistas y burocráticos.
   
  Este Estado surgido de la traición a Zapata, a los ciudadanos democráticos, a los sindicalistas libres, a los vasconcelistas, a los luchadores por la libertad de pensamiento y religión, a los socialistas congruentes con sus banderas de justicia social…. El Estado surgido en base a la represión y la manipulación de las masas mediante los órganos corporativos, la corrupción o de plano las masacres.
  
   ¿Cómo olvidar a Tomás Garrido Canabal, ese cacique entre señor feudal y proto-capitalista, o los Zuno, los Tejeda, Gonzalo N. Santos, el líder sindical Morones y tantos y tantos otros que desde el poder del Estado construyeron un Pacto entre caciques?
  
   Este Estado que apenas tuvo cambios en el período de Cárdenas y si bien, hubo avances sociales importantes y que aplaudimos (Seguridad Social, Vivienda popular, educación pública*, Comités de arbitraje laboral, Reforma Agraria*, Nacionalización de las áreas estratégicas de la Economía, entre otros puntos*).
     Pero tuvo su lado oscuro: El campo era asediado por bandas paramilitares conocidas como “agraristas”, que robaban parcelas, mataban campesinos, violaban mujeres, servían al Cacique local como pistoleros. 

    Los años siguientes fueron de una censura total.  Fuimos un país donde las víctimas se contaban por centenas, pero el silencio de los Medios era casi total.  Y la sociedad mexicana aprendió a callar  y obedecer al Estado y sus Instituciones, empezando por “El Señor Presidente”.
   
  Las masacres fueron una constante en el Régimen que creó al PNR – PRM – PRI como el Partido casi único, que aglutinaba a los cacicazgos regionales, más los sindicatos controlados y muy corruptos, los grupos empresariales beneficiados por el mismo régimen….. Masacres fueron la del 2 de Enero de 1946, la de los ferrocarrileros, maestros, mineros, indígenas, estudiantes,  y en 1968, un sacudimiento.  Un quiebre histórico que fue hábilmente controlado por el Estado Absoluto.  
   
  Gracias a un astuto Echeverría, que después de provocar la masacre en Tlatelolco, y otras varias en el resto del país, fue capaz de invitar a Salvador Allende, Fidel Castro, y otros, con un lenguaje “socialista”.  Echeverría, que había asesinado mediante sus grupos de porros y de choque a los socialistas independientes, ahora se presentaba como el adalid de las “luchas latinoamericanistas”.
  
  Ya desde Díaz Ordaz, la represión del Estado contra organizaciones nacionalistas era brutal.  La Ciudad de México era un sepulcro político pero organizaciones como la nuestra, el Movimiento Nacional Sinarquista, rompían la losa y saltaban a la Vida Política.  Las cárceles se llenaban de nacionalistas (y ciertamente también de socialistas) porque a Díaz Ordaz, no le gustaba la disidencia.  Además, su corte era enteramente corrupta.
     Pasan los años, y el Estado por fin se empieza a tambalear a partir de la Reforma Política  de 1976.  Nuevos Partidos  - en realidad, organizaciones con una larguísima lucha previa- se disputan la escena y comienzan a conquistar al Estado.  En el caso nuestro, empezamos a crear modelos municipales de democracia participativa. Basados en el tequio, la democracia directa y la autogestión cooperativista.
   
   A través del Partido Demócrata Mexicano, rompimos el silencio de los Medios sumisos al “Señor Presidente” y tomamos plazas, calles, alcaldías. Hicimos bloqueos, enfrentamos la represión policiaca y la corrupción caciquil.  Las cárceles recibieron de nuevo a Sinarquistas y Pedemistas que luchaban por una Patria Soberana, que el Pueblo sea Señor y el Gobierno Servidor, entre otras banderas.
   
  ¿Por qué la Sociedad Mexicana siguió confiando en el Estado Caciquil y represivo del PRI?  En parte, el  miedo que el Estado y sus instituciones lograban difundir en las masas.  El miedo a la libertad y la responsabilidad.
   
  La llegada del PAN al Poder, no cambió la esencia del Estado. Siguió igual. No generó participación popular, no hubo mayor conciencia política, no hubo depuración de las instituciones. Incluso, la corrupción fue mayor si cabe. 
    
  Fox y sus panistas, incluso, llegaron a afirmar que “co – gobernarían con el PRI”. 
   
   Lo que vemos hoy, es el resultado de décadas de opresión, contubernios y complicidades.  Por eso, decimos sin duda, que el Estado y sus Instituciones son culpables de la gravísima situación en que pasa nuestra Patria.

2.- ¿Pero… Qué es el Estado?  

El Estado es la estructura que unifica la administración y la organización pública de un colectivo humano.  En teoría.

Hay otras definiciones…. Pero procuraremos ir a lo más básico.  Por lo tanto, el Estado se forma en base a un Proyecto Político, una base social y una Ideología determinada. 

     El Estado Mexicano actual, es heredero del Liberalismo… Pero tuvo un viraje social en el cardenismo, para retomar el liberalismo clásico otra vez hasta los años 80s, en que asume la tendencia mundial naciente del Neoliberalismo.  El Capitalismo en su nueva fase de mundialización tecnológica, comercial, militar y supra nacional.

     El Estado asume en el período de Carlos Salinas de Gortari, la ideología neoliberal que apunta a desmantelar las estructuras sociales, las políticas de beneficio colectivo, la planificación por parte del Estado de la Economía. Dejando en manos del Mercado el equilibrio comercial. Abriendo las puertas al comercio mundial a través del TLC (Tratado de Libre Comercio) y aceptando las reglas del FMI, BM y demás organismos financieros mundialistas.

     El narcotráfico aparece como un negocio entre funcionarios y empresarios ansiosos de dinero fácil.  Protegidos por funcionarios, bandas de traficantes se asentaban en la frontera, servían de pistoleros para reprimir a algún líder social demasiado crítico o simplemente, fortalecían las ganancias como un círculo mas o menos secreto.  Sin embargo, la regla hasta los años 90s, era que los narcos se dedicaban al tráfico y sus socios políticos, a gobernar. 
  
   El Estado Neoliberal rompe con ese “pacto” porque simplemente deja de lado su función social y se enfoca en proteger las reglas comerciales.  El Estado Mexicano no tiene política económica ni política ni de seguridad, ni de salud ni de educación enfocada al Pueblo….  Porque así lo dicen los mismos priístas desde los años 80s.

     Lo increíble no es que lo sepamos todos…. Lo increíble es que quien más vota y apoya al PRI, son los sectores más golpeados, humillados, engañados y olvidados por las Castas dirigentes.  El problema, es que los demás partidos, recibieron priístas de la vieja guardia o bien, empezaron a copiar hábitos y mañas, terminando por formar parte del Estado  en su versión más degradada.
  
  El Estado Mexicano, Neoliberal, sin proyecto social, no va a asumir ninguna postura que le aleje de los grandes núcleos financieros mundialistas.  No va a dañar a sus socios.  Las cúpulas de las grandes empresas son las más beneficiadas y por eso no les interesa cambiar NADA. 

    Obviamente, las empresas MICRO, PYMES Y MEDIANAS no entran en el esquema de tales beneficios.  Reciben el azote de las extorsiones, secuestros, robos, impuestos exagerados . Falso que las prestaciones sociales sean un impedimento para crecer. 

    Lo que sí es un gravísimo obstáculo es la corrupción y los agentes de las mafias.
   
  Por eso, esperar que éste Estado “resuelva”  los problemas es esperar en vano…. Porque para el Estado, NO EXISTEN ESOS PROBLEMAS. A lo más, tratarán de pulir los excesos.

3.- EL ESTADO ESTÁ CAYENDO. 

     Los hechos de Iguala han provocado un estallido atronador.  Una furia acumulada por años. Hace unos meses, en Michoacán también.  En Guerrero mismo, la Policía comunitaria y poco antes, en Puebla, en Chiapas, en otras regiones….
  
   La tendencia histórica es que las masas humanas están inconformes con el Estado actual.  Ya no es un hartazgo contra un Partido.  Una burocracia y un esquema de corporativismo muy definido.  Ahora tenemos una lucha cuestionadora contra TODO el ESTADO y TODAS las Instituciones que le conforman.  

Vamos a decirlo en forma simple:
    La República Neoliberal en sus tres “Poderes” está carcomida y no responde a los deseos y esperanzas de los núcleos disidentes y más críticos. 
    El “Poder Ejecutivo” en su estructura vertical de Presidente, Gobernadores, Alcaldes está totalmente desvirtuado. Es inútil.  Creó complicidades pero no es funcional.
    El “Poder Legislativo” es una burla.  Tantos partidos pero sin diferencias importantes. Salvo algunos diputados y senadores, los demás actúan igual: funcionan como un órgano de presión y negociación entre las cúpulas y los sectores oligárquicos. 
   El “Poder Judicial”…. Basta ver, cómo son liberados pistoleros, secuestradores, sicarios por haberse “violado sus derechos” y cómo son presos y torturados activistas sociales, ancianas, menores de edad, víctimas de secuestro o violación, etc….
    Los órganos del Estado, como la Policía, el Ejército y semejantes, han sido cooptadas, infiltradas…. En muchos casos, los policías y soldados honestos son reprimidos o expulsados. 

   Decía Althusser  sobre los Aparatos Ideológicos del Estado, que son estructuras que sirven al Estado para controlar a las masas.  En cuanto reproducen las condiciones de producción existentes. 

Nosotros, añadiríamos, que sirven a la Oligarquía, en cuanto reproducen las condiciones que a la oligarquía le interesa mantener, tanto en privilegios para ella, como en condiciones de control para las Masas.

http://www.moviments.net/espaimarx/els_arbres_de_fahrenheit/documentos/obras/1319/ficheros/Althusser_Louis_Ideologia_y_aparatos_ideologico.pdf

    Toda la ideología en que descansa el Estado actual, no es otra que la promoción de un Modelo Capitalista con signo mundialista. Anti Nacional, anti popular, anti social. 
  
  Por eso, sus “fuerzas armadas” son los grupos mafiosos que exaltan la avaricia, el lucro, el egoísmo como el objetivo de la vida.  No se distinguen de la teología de la Prosperidad, ni del discurso “empresarial” del Capitalismo más crudo.
    
  El Estado pues, opera como un controlador nada más. Un árbitro.  Pero no tiene un sentido más allá de eso.

4.- LA ALTERNATIVA

    “Queremos una Autoridad Legítima emanada de la Libre Actividad Democrática del Pueblo”
¿Hacia dónde o qué cosa podemos hacer?

Repasaremos las claves que Magaña Negrete apuntara en su momento:

  • ·         La Patria como el rescate de la utopía espiritual.  La utopía que Tomás More describiera como la Ciudad Justa y Próspera. Como decía Galeano: La utopía es como el horizonte…sirve para saber hacia dónde caminar.


La Patria no es un “acuerdo jurídico”, ni tiene que ver con las fronteras que el liberalismo creó en su momento. La Patria es la Cultura, es la Tierra, es la Memoria Histórica y la suma de todas las luchas sociales.  La Patria por su naturaleza, es vínculo social, comunitario. Por lo mismo, la Patria es el Proyecto Social por excelencia.  No económico. No de poder. Sino de Participación.

  • ·         La Democracia Real.  Contraria a la mentira liberal, la de la “Fraternidad, Igualdad y Libertad”, una Democracia real, integral y comunitaria, parte de la responsabilidad PERSONAL  en SU COMUNIDAD. 


    No existe un individuo libre, fraterno e “igual”, si está en pugna con la Comunidad o si pretende estar Sobre o bajo.  El liberalismo fue un avance en su momento, respecto a derechos fundamentales…. Pero muy pronto, fue un pretexto para dejar de lado los deberes para con el OTRO / OTRA, pues  el supremo interés era la libertad individual y cualquier beneficio a un sector social por parte del Estado o de otros, era “injusto” y rompía la ansiada “igualdad” de oportunidades. Aún cuando los beneficiados fueran los ancianos, los más pobres o los enfermos.  Para igualar a todos, solo hacía falta una cosa: el dinero. 

    Por eso, nosotros rompemos el esquema de “democracia liberal” o neoliberal y rescatamos la PARTICIPACIÓN COMUNITARIA. 

    Que en lo económico, se define como Autogestión o Economía Solidaria.

  • ·         CONCIENCIA DE PUEBLO.  Mientras vivamos en colectivo, el reto no es actuar contra los demás o sobrevivir a pesar de los demás. El Reto es organizar de tal forma una colectividad, que los seres humanos podamos realizarnos JUNTO con los Otros/Otras.  Es el espíritu esencial que hace de las relaciones humanas un ejercicio de diálogo y crecimiento en común.
·         COMUNIDAD.  Comunidad es ser concientes de los vínculos compartidos.  Si dejamos de pretender acumular el alimento a costa de arrebatarlo a otros, y aprendemos a producir alimento junto a los otros, podremos construir una sociedad en equilibrio, en armonía, en “Arkhé”.  Una Sociedad Sinárquica.   En éstos momentos históricos, tenemos que aprender a descubrir los vínculos comunes – compartidos por encima de las diferencias.  Seamos cuidadosos.  

        Por ejemplo: No es una “competencia” por ver que “desaparecidos” reciben atención y cuales no.  Se trata de entender que el dolor y la lucha por la justicia social nos unen. 
        Así que tenemos que sumar TODAS LAS LUCHAS PARA HACER UNA GRAN LUCHA UNIDA.






Comunidad es ser concientes de los vínculos compartidos.  Si dejamos de pretender acumular el alimento a costa de arrebatarlo a otros, y aprendemos a producir alimento junto a los otros, podremos construir una sociedad en equilibrio, en armonía, en “Arkhé”.  Una Sociedad Sinárquica.   En éstos momentos históricos, tenemos que aprender a descubrir los vínculos comunes – compartidos por encima de las diferencias.  Seamos cuidadosos.  Por ejemplo: No es una “competencia” por ver que “desaparecidos” reciben atención y cuales no.  Se trata de entender que el dolor y la justicia nos unen.  Así que tenemos que sumar TODAS LAS LUCHAS PARA HACER UNA GRAN LUCHA UNIDA.

    ¿Cuál o cómo es esa “Autoridad Legítima emanada de la libre actividad democrática del Pueblo”?
  
  No lo sabemos. No tenemos un dogma que imponer.  Se trata del horizonte hacia dónde caminar.
   
  Lo que sí sabemos, es que Autoridad no es quien manda, sino quien enseña.  Que  la Autoridad no es quien obliga, sino quien sabe regir en justicia. 

     ¿Se trata de un “dictador” cómo nos podría insinuar algún desconfiado?
Hemos sido muy insistentes en señalar la PARTICIPACIÓN ORGANIZADA Y AUTÓNOMA DE LAS COMUNIDADES , lo cual invalida al caudillo o al “camarada presidente” al estilo marxista o fascista clásicos.

     Organización Popular Autónoma, participación masiva pero organizada y conciente. Con una Etica y un nuevo modo de ser, pensar y vivir, que sepa aplicar en sí mismo, la justicia, la dignidad y la responsabilidad que pide y exige.

     Por último: ¿Es válida la vía de las armas?

Para nosotros, definitivamente no. 

Ni aplica la destrucción sin sentido de edificios y vehículos.  Es cierto, al ver arder los congresos y las oficinas de partidos corruptos… Perdón…pero no nos sale ninguna lágrima. 

      Sin embargo, vemos a mediano y largo plazo y preferimos la propuesta de la presión ciudadana, la organización contundente y la vía de la destreza política.

     La desaparición de estudiantes fue el detonante… Pero hay otras muchas luchas que deben sumarse a una GRAN LUCHA POPULAR.

    Nuestro momento histórico es contribuir pues, a propiciar la gran caída del Estado corrupto y generar ese gran cambio social necesario.  Pero con orden, disciplina, conciencia, propuestas y trabajo en la base. 

     El gran riesgo en éstos momentos, es que la violencia de los oprimidos se convierta en una nueva modalidad de violencia opresora. O que dé “argumentos” para la represión contra el Pueblo movilizado pero pacífico.

 ( ¿Es necesario explicar que pacífico no es pasivo? Es sólo el Pueblo que no usará armas o acciones militares para sus objetivos)

     Actuar con inteligencia es ser capaces de percibir el rumbo de los devenires de la historia.  Las marchas pueden llegar a saturar y cansar a los que no están directamente involucrados.  Y agotar los recursos de quienes sí lo están.  Por eso se tiene que pasar a construir estructuras LEGÍTIMAS y que propicien cambios de fondo, consolidando núcleos sociales con suficiente claridad de ideas, con la necesaria organización y la suficiente protección y respaldo.

Terminamos con ésta reflexión de Juan Ignacio Padilla.


    "Revolución no es caos. Revolución significa ORDEN en medio del CAOS como paso para construir algo nuevo. Por eso, nuestra revolución significa construir la disciplina, la fraternidad, la ética, la voluntad educada y la conciencia crítica".  Juan Ignacio Padilla. Movimiento Nacional Sinarquista.