martes, 11 de diciembre de 2012

EL JUEGO QUE HEMOS DE JUGAR...







 

EL COMBATE PENDIENTE




Los hechos recientes, sobre todo las acciones desatadas el 1 de Diciembre, parecen confundir a más de uno. Y con cierta razón, ya que la bondad natural en mucha gente, les hace sentir imposible, que haya grados de perversidad tal, en los círculos de poder.




Pero la historia nos enseña que hay quienes, con tal de defender sus privilegios, son ca


paces de crear escenarios diversos, inventar enemigos,alimentar a grupos rivales para que éstos satisfagan con su división, los intereses de un tercero.




Para nosotros, con décadas en la lucha, pero tambien con un talante mucho más crítico y amantes de la Sophia ( La Sabiduría,pues) nos esforzamos en ser más críticos. A veces, podremos caer en conspiranoia, pero tenemos la "suerte" de tener razón, aún en los peores sucesos.




Así como en 1937, los Fundadores describieron al Stalinismo (en la cresta de su popularidad) como un caparazón propagandístico pero con gravísimos errores y crímenes de lesa humanidad), y así como criticaron los imperialismos anglos advirtiendo de que su supuesto "anti-comunismo" solo era la imposición de una larga lista de dictadores... Todo eso, en los años pasados.




Ahora, los compañeros hemos discutido lo que sucede en nuestros tiempos.




Hay un hecho: El Mundialismo Capitalista ha conseguido imponerse amenazando con sus principios morales el porvenir de una humanidad solidaria.




El Capitalismo actual, es el modelo económico que se justifica de un modo perturbador: el ego y la avaricia como motores de la historia. La existencia humana solo tiene sentido si se satisfacen los placeres. No hay más razón de la historia fuera de darle plenitud a los deseos. Al apego.




Todo el tinglado sonaría bonito y vivible... a no ser por el "detalle" de que tales principios, por lógica, provocan conflicto, insatisfacción, derroche, apegos, traumas, violencia, depredación y náuseas.




El escenario que estamos viviendo tiene su signo más notorio en la violencia criminal y la delincuencia. Estallidos de barbarie y salvajismos que podrían ser propios de novelas negras, son el pan cotidiano.




Vamos a una hecatombe de la Belleza (basta ver, como son elogiados lo grotesco, lo irreal, la apariencia.




Matan la Verdad con el aplauso del público.... ( ¿Porqué hay personas que se regocijaron por manifestantes torturados? ¿Qué sucede en la mente de esas personas que están reclamando que NADIE SE MANIFIESTE? )




Escarnecen la BONDAD. El Solidario y heroico es burlado y ofendido, mientras el violento y mediocre es ensalzado.




La pugna actual, no es, como creen todavía algunos, entre "izquierda - derecha". Ni siquiera entre "Estado Vs Mercado".




El Combate que toca, es alzar, sobre las ruinas de ésta Civilización del deshonor y la ostentacion insultante otra CULTURA.




El Estado y las transparencias de los Gobiernos poco dicen si la Civilización resultante sigue siendo ésta ( o sea, puede haber un Gobierno eficaz y próspero con una Civilización moralmente sanguinaria, que es a donde vamos).




Nos interesa rescatar el Espíritu Ancestral, el que se basa en el Honor, la Solidaridad, la Austeridad, el Deber y el Derecho.




Si partimos de ésto, vamos a entender que el ESTADO es solo un instrumento para garantizar la correcta evolución humana, pero sin sustituir la capacidad autogestionaria.




Por eso, pensar hoy, en términos de miopía o con manuales de cortas miras, será una pérdida de tiempo. Creer que hay diferencia entre izquierda y derecha, por ejemplo, es caer en el juego. Los asuntos a resolver rebasan de lejos toda la verborrea añeja y trasnochada.




Tenemos que incitar las manifestaciones públicas, la queja y la insatisfacción. Tenemos que estar alertas a las voces que quieren el silencio conformista y de rebaño.




Tenemos que tener un Código de Vida que se alce sobre la MASA DE REBAÑO.





VER - PENSAR - ACTUAR.