martes, 5 de abril de 2011

En medio de la violencia, el crimen,la corrupcion y el odio: TODAVIA CANTAMOS




SEÑORES DEL ODIO Y DE LA GUERRA... ¿DONDE ESCONDIERON LAS FLORES?
¿QUE DAÑO LES HACIAN A USTEDES, TANTOS NIÑOS, ESTUDIANTES, TRABAJADORES... ASESINADOS, DESAPARECIDOS, SECUESTRADOS, MUTILADOS, PERSEGUIDOS, AMENAZADOS SIN RAZON?

SEÑORES DEL GOBIERNO FEDERAL, DEL GOBIERNO ESTATAL Y FUNCIONARIOS EN GENERAL
¿TIENEN AUN CORAZON? ¿SIENTEN EL DOLOR DE LOS HIJOS E HIJAS QUE YA NO ESTAN?
¿TIENEN IDEA DE COMO HACER QUE EN UNA PATRIA VUELVAN A FLORECER LOS CANTOS,LA RISA, LA JUSTICIA Y LA PAZ? ¿SABEN QUE USTEDES PROVOCARON ÉSTO? ¿SABEN QUE EL ESTADO DE DERECHO LO ROMPIERON USTEDES ACEPTANDO SOBORNOS, PERMITIENDO LA TREMENDA CORRUPCION E IMPUNIDAD EN LOS SISTEMAS LEGALES, QUE USTEDES NO HAN HECHO NADA POR REMEDIAR LOS CALDOS DE CULTIVO COMO LA MISERIA, EL DESEMPLEO, LA EXPLOTACION SEXUAL?¿ SABEN QUE SI USTEDES TOLERAN Y PROPICIAN LAS AMENAZAS Y LA REPRESION A LA SOCIEDAD, AL PUEBLO: ESTAN PROPICIANDO ESTE INFIERNO? 

SEÑORES DEL EJÉRCITO Y LAS POLICÍAS:
¿TIENE PRECIO LA PAZ? ¿VALE LA PENA CONVERTIR UN JARDIN EN UN ESTIERCOLERO?
¿NO ES MEJOR SUMARSE AL PUEBLO Y EXIGIR UNA AUTORIDAD LEGÍTIMA EMANADA DE LA LIBRE ACTIVIDAD DEMOCRÁTICA DEL PUEBLO EN LUGAR DE VENDERSE A LOS CRIMINALES?


Todavía cantamos


Todavía cantamos, todavía pedimos,



todavía soñamos, todavía esperamos,



a pesar de los golpes


que asestó en nuestras vidas


el ingenio del odio


desterrando al olvido


a nuestros seres queridos.


Todavía cantamos, todavía pedimos,


todavía soñamos, todavía esperamos;
que nos digan adónde


han escondido las flores


que aromaron las calles


persiguiendo un destino


¿Dónde, dónde se han ido?


Todavía cantamos, todavía pedimos,


todavía soñamos, todavía esperamos;


que nos den la esperanza


de saber que es posible


que el jardín se ilumine


con las risas y el canto


de los que amamos tanto.


Todavía cantamos, todavía pedimos,


todavía soñamos, todavía esperamos;


por un día distinto


sin apremios ni ayuno


sin temor y sin llanto,


porque vuelvan al nido


nuestros seres queridos.




Todavía cantamos, todavía pedimos,


Todavía soñamos, todavía esperamos...