lunes, 23 de mayo de 2011

“Herederos de Una Historia de Valor y Honor”


Hace tiempo paso algo sin precedente en la historia nacional de México; en una casa de la calle de la libertad sesionaba un grupo de obreros, dirigidos por un modesto fabricante de calzado, Don Juan Zambrano, y unidos a una juventud Quijotesca, marcaron un nuevo rumbo para nuestro país, la del nuevo hombre para un nuevo México; allí la voz de México estrujo rudamente las conciencias, se levantaron, cada uno de sus hijos humildes para dar el mensaje de todas las generaciones de nuestro pueblo.

Un pueblo empobrecido que siguió hasta la muerte, enamorado, y lleno de fe, los principios de la Revolución Mexicana, ese pueblo que había sido burlado por los traficantes de la miseria humana alzo su voz para reclamar sus derechos negados por la fuerza y la violencia; comenzaron una nueva revolución sin más arma que su dignidad de personas libres, dispuestas a conquistar para si los derechos que se le habían negado.

Una noche como esta pero de hace setenta y cuatro años una multitud lleno la casa de “La Libertad “en la ciudad de León Guanajuato para escuchar por primera vez, entre aplausos, un grito que haría temblar a muchos ¡Viva México! ¡Viva el Sinarquismo! Y tres palabras comenzaron a recorrer un camino de lucha por un nuevo México “Patria, Justicia, y Libertad”.

Hoy a varios años de distancia podemos decir que somos herederos de una historia heroica, llena de valor, pertenecemos a una hermandad de hombres y mujeres que ofrecieron lo más valioso que tiene una persona, que es su propia vida, y todo esto para hacer posible un México mejor.

El Movimiento Nacional Sinarquista en el 74 aniversario de su fundación hace saber al pueblo de México que su lucha sigue vigente, estamos ante una obra inconclusa y no tenemos derecho al descanso mientras haya hermanos hundidos en la miseria, la ignorancia y la opresión; hoy como ayer estamos listos para dar lo mejor de nosotros, haremos que cada uno de nuestros actos sea una contribución a la grandeza de nuestro pueblo.

A los veintitrés días del mes de Mayo en la cuatro veces Heroica ciudad de Veracruz.